Braulio Hernández

Alquimista Invitado

Conoce a Braulio Hernández, embajador de Ancho Reyes y Montelobos. Un bartender con más de 8 años de experiencia que es un buen amigo de El Liquor Store, que está abriendo un bar inspirado en destilados de todo el mundo, el amor por las plantas, el café y el té.

¿Cómo empezaste en esto? Mi amor por esta profesión nació por la cocina. Me encanta cocinar pero de ahí me pasé a la barra y comencé desde abajo como la gran mayoría de los bartenders. No sé si me dedicaré a eso pero por lo pronto estoy abriendo un bar que se llama Cafexología dentro del nuevo Mercado Roma Coyoacán y más adelante tengo en mente abrir un restaurante que combine lo mejor de la mixología y la gastronomía.

¿En qué lugares has estado? He trabajado en diferentes lugares como Janis, Hookah, Puebla 109, Aurora, Parker & Lennox y hoy estoy como embajador de marca de licor Ancho Reyes y Mezcal Montelobos.

¿Cómo llegaste a ser embajador de marca? Era algo que estaba destinado a ocurrir. En alguna ocasión se me acercó una persona en un bar y me invitó a colaborar con él en una empresa de destilados pero no hice mucho caso. Más adelante un buen amigo, Phillipe, me comentó de alguien que estaba buscando un bartender y que pensaba que era una buena oportunidad para mí. Me ayudó a coordinar la entrevista y para mi sorpresa, era con la misma persona de aquel bar y así fue como abrimos un proyecto que se llama Barra 57 dentro de Mercado Roma y con el tiempo me fui forjando en la empresa hasta que llegué a ser embajador. Yo estoy muy orgulloso de representar a Ancho Reyes, es el único licor de chile ancho en el mundo, desde que me lo presentaron me enamoré y lo doy todo por esta marca. En la actualidad está ganando muchos premios en cuestión de tendencias de cocktelería, diseños de etiquetas, sabor etc., y se están haciendo esfuerzos importantes para impulsarlo, por ejemplo, se están haciendo alianzas con el Gobierno de Puebla para que la planta sea una parada en la ruta del Turibús y así las personas puedan conocer un poco más sobre este licor y su proceso de elaboración.

¿Qué te ha dejado ser bartender? ¿Piensas que ser bartender te ha llevado lejos? El hecho de ser bartender me ha llevado lejos en diferentes aspectos: éticamente, profesionalmente, mentalmente, laboralmente. Es algo muy bonito que, sí te gusta y lo haces con el corazón, te da muchas satisfacciones.

¿Cómo ves la escena en México? La escena en México está creciendo mucho. Lo primordial y que no hay que perder de vista, es la cocktelería clásica que está regresando muy fuerte. Por otro lado, la mixología y los bares están creciendo mucho en México, se ve mucha innovación y no dudo que muy pronto seamos de los principales países del mundo en este sentido, sobre todo porque hay una camada importante de bartenders, muchos bares muy importantes que están marcando tendencia y un gran compañerismo que se ve detrás, lo cual da un mayor impulso.

¿Crees que la naturaleza del mexicano tiene que ver con todo este boom (a la hora de experimentar y crear cosas nuevas)? El mexicano por sí solo es chispa, es alegría y es creatividad. Está muy bien que cada vez haya más bares que se preocupan por armar equipos buenos y ofrecer buena cocktelería, ya que cuando vienen eventos grandes como Barra México es cuando todos nos unimos y tomamos fuerza.

¿Qué viene? Veo una tendencia fuerte alrededor del cuidado del hielo. Una búsqueda por tener una buena esfera o un buen bloque. Además veo una tendencia interesante alrededor de la mezcla de licores europeos, con cosas tradicionales en México.

Signature Drink. Paradójicamente no tomo cockteles. Me gusta el Ancho Reyes en las rocas o tomar destilados directos, tomo cerveza y si acaso me tomara un cocktail, sin duda sería un Old Fashioned Negroni, que me gusta mucho. El mejor trago que alguien puede servir es aquel al que le pones amor, dedicación y respeto, pero si me pides que te recomiende uno, sin duda es el Gavilán Reyes, el cocktail signature de Ancho Reyes. Se prepara en un vaso escarchado con tu sal favorita, hielo, dos onzas de licor, una onza de limón y topping de refresco de toronja, de preferencia que sea Jarritos. En resumen, no es una Paloma, es el macho (la Paloma no tiene chile, jajaja).

Sigue a Braulio en sus redes sociales: IG: @brautender FB: @brauliohernandez